El Athletic de Bilbao goleo al Schalke de Raúl Gonazalez

El Athletic de Bilbao metió hoy un pie en semifinales de la Liga Europa al ganar por 4-2 en su visita al Schalke el partido de ida por cuartos de final. Los dobletes de Fernando Llorente (19' y 72') y de un inspirado Raúl (21' y 58') marcaron el ritmo de un partido igualado y cambiante, que desequilibró De Marcos (80') para los españoles. Muniain redondeó el 4-2 definitivo en el minuto 92.

Raúl Gonzalez dribla a DeMarcos


Los locales fueron mejores en buena parte del partido y parecieron tenerlo controlado con una ventaja de 2-1 hasta el minuto 70. Pero el Athletic despertó en el tramo final y dejó virtualmente sentenciado el cruce con tres goles en los últimos 20 minutos. El equipo del argentino Marcelo Bielsa quedó así cerca de repetir la hazaña de octavos de final, cuando ya eliminó al poderoso Manchester United, y recupera en Europa la sonrisa que había perdido en la Liga local, donde cayó a la undécima plaza.

El Schalke necesitará "un milagro" para dar vuelta el resultado el próximo jueves en San Mamés, analizaron los comentaristas alemanes. Los de Bielsa salieron al imponente Veltins Arena con el once titular por el regreso de Llorente y Ander Herrera, ambos recuperados de molestias físicas.

El propio Llorente tuvo la primera ocasión clara del partido en el minuto 11 al conectar de primera un centro desde la derecha, pero su disparo salió por encima del travesaño. No perdonó en la siguiente: una contra rápida comandada por Susaeta en la banda derecha terminó en un disparo de Herrera dentro del área, el arquero Hildebrand respondió inseguro dando rebote y Llorente envió a la red.

La alegría duró exactamente 55 segundos: el peruano Jefferson Farfán abrió para Uchida en la derecha y el japonés lanzó un centro milimétrico que Raúl empujó al fondo de la red luchando entre dos defensores. El ex del Real Madrid, hoy capitán, tuvo el segundo en sus pies en el minuto 32, pero conectó mal en el área chica un centro de Draxler, que había desbordado bien por la izquierda.

También Farfán convirtió en peligro cada pelota que pasó por sus pies. En el 35' disparó desde la medialuna del área, la pelota rebotó en un defensor y el segundo disparo de Huntelaar tampoco llegó a la red. El Athletic quedó virtualmente supeditado a Llorente, que al filo del entretiempo armó un contraataque con un bonito taco en su campo y estuvo cerca de llegar a definir la jugada en el área del Schalke.

El segundo tiempo arrancó con un Athletic más incisivo y otra vez Llorente se marchó solo hacia el arco de Schober (que reemplazó a Hildebrand, con molestias en una mano), pero Papadopoulos llegó a quitarle la pelota desde atrás.

El español José Manuel Jurado entró por Draxler en el 55' y poco después el Schalke tuvo otra doble ocasión: Huntelaar remató desde fuera del área y Farfán recogió el rebote para lanzar un bombazo que Iraizos controló con dificultad. Entonces volvió a aparecer el hambre descomunal de Raúl: el español lanzó una pared y él mismo fue a buscar el rechazo de un defensor para enganchar en la medialuna del área una volea que se clavó en el palo izquierdo de Iraizos. Un golazo.

El capitán volvió a encender a la tribuna en el 64', esta vez con una definición exquisita por encima del arquero, pero la pelota salió pegada al segundo palo. Más incisivo y más rápido gracias al gran partido de Farfán, las subidas de Uchida y Drexler y el infalible Raúl, el Schalke estaba más cerca del tercero cuando el Athletic se encontró con su estrella: Llorente se abrió paso en el área y cabeceó a la red un córner lanzado por Susaeta.

El empate cambió el ritmo y el Schalke se quedó sin fuerzas y sin ideas. Un palo de Huntelaar fue lo último que se vio a los locales. Entonces Muniain lanzó una contra que terminó en disparo de Susaeta. De Marcos recogió el rechace y volvió a adelantar al Athletic ante el silencio de los 53.000 espectadores y la euforia de los 1.000 españoles llegados de Bilbao.

Con el partido agonizando, el inagotable Susaeta volvió a desbordar por la derecha y lanzó un centro atrás que Muniain convirtió en el 4-2 definitivo. La única sombra para otra noche redonda de los "leones" en Europa fue la amarilla para Iturraspe, que se perderá la vuelta en Bilbao.

1 comentarios:

Elperroverde dijo...

Épico partido si señor.... fue para enmarcar